Idiomas: Español · Català

902 355 055

Inicio > El Agua > Diferencias entre agua del grifo y envasada




Manantial de Sant Hilari

Diferencias entre agua del grifo y envasada

El agua potable de consumo público (agua del grifo), se capta de orígenes diversos (ríos, lagos, pozos, mar) y por ello tiene que ser tratada en depuradoras para eliminar los contaminantes químicos y microbiológicos y los sabores extraños. Además, para garantizar su potabilidad, en los grifos de nuestros hogares debe ser protegida (habitualmente mediante pequeñas dosis de cloro), para evitar su contaminación en la amplia red de distribución. Por este motivo, en este agua siempre se puedan encontrar cantidades mínimas de los residuos de los tratamientos efectuados que son rigurosamente controlados.


El agua de bebida envasada es siempre de origen subterráneo y solo en casos muy concretos se somete a tratamiento. Es el caso de las denominadas Aguas Potables Preparadas, que necesitan de tratamientos potabilizadores.


Las mejores aguas, las de más calidad original, son las denominadas Aguas Minerales Naturales, a las que pertenece Sant Hilari. No se someten a tratamiento alguno porque no lo necesitan, nunca contienen ningún residuo extraño al agua y conservan su composición mineral original. En el caso de Sant Hilari, esta composición mineral es excepcionalmente equilibrada, oligometálica (baja en sodio, calcio y magnesio) debido a la composición granítica de las capas freáticas de donde nace.


Hay otro tipo de aguas envasadas, las denominadas Aguas de Manantial, que tampoco precisan de tratamiento, pero no pueden garantizar una composición mineral estable y por eso no pueden llevar composición en el etiquetado.