Idiomas: Español · Català

902 355 055

Inicio > El Agua > El Agua en los Seres Vivos




Manantial de Sant Hilari

El Agua en los Seres Vivos

Su fórmula química es muy simple: dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, ambos gases a temperatura ambiente, se unen para formar la maravilla H2O, líquido a temperatura ambiente, gran disolvente y cuna de lo que conocemos por vida.


El agua es el componente más abundante de los seres vivos. En alguno de ellos, como por ejemplo las medusas, puede representar el 97% de su peso. Todos hemos podido contemplar alguna vez, como, fuera del mar y en contacto directo con la luz solar, se volatilizan de manera casi instantánea. Sin llegar a este extremo, el cuerpo humano contiene igualmente una gran cantidad de agua, entre un 60% y un 70 %. El agua se encuentra en las células del organismo, en el plasma sanguíneo, en el líquido intersticial y resulta imprescindible para las funciones metabólicas. Por este motivo, debemos ingerir líquido para vivir y también se necesita que este líquido -incoloro, inodoro e insípido- tenga determinadas propiedades minerales reparadoras.


Todos sabemos que el agua es sin duda la mejor de las bebidas, otra cosa es que en determinadas ocasiones prefiramos, con conocimiento de causa ó sin él, otras mucho menos saludables… En caso de que optemos por la decisión inteligente de beber agua, sus demostradas cualidades refrescantes y clarificadoras quizás nos lleven a hacernos algunas preguntas: ¿son iguales todas las aguas?, ¿qué tratamientos recibe el agua que bebemos?, ¿es lo mismo el agua del grifo que la embotellada?, ¿por qué algunas aguas llevan la composición mineral en la etiqueta y otras no? y puede que algunas más.